Psicología de la manipulación

Métodos de manipulación masiva.

Sorprendentemente, la mayoría de los individuos no prestan atención a ninguna manipulación con ellos en absoluto. A pesar de que sucedió en la sociedad moderna, nos vemos obligados a enfrentar diariamente numerosos ejemplos de manipulaciones. Comenzando con la manipulación de individuos, y terminando con la manipulación de individuos prisioneros a las masas.

1. Provocación de sospecha.

El manipulador inicialmente pone al sujeto en condiciones críticas, cuando hace una afirmación con confianza como: «¿Crees que te persuadiré? …», lo que implica una llamada el efecto opuesto, cuando el que realiza las manipulaciones comienza a convencer al manipulador en el opuesto, y habiendo dicho la instalación varias veces, se inclina inconscientemente a la opinión de honestidad en algo que convence al individuo. Considerando que bajo todas las condiciones esta honestidad es falsa. Pero si bajo ciertas condiciones él entendiera esto, en esta situación se borra la línea entre las mentiras y la receptividad de la verdad. Así el manipulador logra su objetivo.

2. Falsos beneficios del enemigo.

El manipulador, con sus palabras, por así decirlo, inicialmente arroja dudas sobre sus propios argumentos, refiriéndose a las condiciones supuestamente más favorables en las que se encuentra su oponente.

Eso, a su vez, hace que este oponente se justifique a sí mismo y con el deseo de convencer al compañero y retirar su sospecha. Por lo tanto, aquel sobre el cual tuvo lugar la manipulación, elimina inconscientemente cualquier instalación en la censura de la psique, en la defensa, permitiendo penetrar en su psique indefensa del ataque desde el manipulador.

Las palabras del manipulador, posibles en una situación similar: «Usted lo dice, porque ahora su posición lo exige …»

3. Manera agresiva de conducir la conversación.

Cuando se usan tales manipulaciones, una persona que está interesada en influir en otros toma una velocidad de habla inicialmente alta y agresiva, que aplasta inconscientemente la voluntad del oponente. Bueno, y además, el oponente en este caso no puede procesar correctamente toda la información recibida. Eso lo obliga a estar de acuerdo con la información del manipulador, además, inconscientemente, deseando que todo esto se detenga lo antes posible.

4. Malentendido imaginario.

En este caso, un cierto truco se logra de la siguiente manera. Usted, refiriéndose a descubrir para usted la exactitud de lo que acaba de escuchar, repita las palabras que se le hablan, pero introduciendo en ellas el significado necesario para usted.

Las palabras habladas pueden ser como: «Lo siento si te entendí correctamente, dices eso …», y repites el 60-70% de lo que escuchaste de tu oponente, pero distorsionas el significado final al ingresar otra información, la información que necesitas.

5. Falso acuerdo.

Cuando pareces aceptar, estás de acuerdo con la información recibida del objeto de tus manipulaciones, pero también haces tus propias correcciones de inmediato. Según el principio: «Sí, sí, todo es correcto, pero …».

6. Provocación en **** dio.

De manera oportuna, con palabras ofensivas, provocas con tu burla de ira manipulada, rabia, malentendido, resentimiento, etc., que lo deduces de ti mismo y logras el resultado deseado.

7 Terminología específica.

De esta manera, usted busca del oponente degradando inconscientemente su propio estado, así como desarrollando sentimientos de incomodidad en él, como resultado de lo cual se avergüenza de la falsa modestia o falta de confianza en sí mismo para volver a preguntar el significado de uno u otro término, lo que le da la oportunidad de convertir la situación en su momento deseado. Por supuesto, refiriéndose, si es necesario, a la supuesta aprobación de sus palabras anteriores habladas. Bueno, bajar el estado del interlocutor en la conversación le permite estar en la posición inicialmente ventajosa y lograr el resultado necesario.

8. Usa el efecto de falsa sospecha en tus palabras.

Aplicando una posición de manipulación similar, inicialmente coloca al interlocutor en una posición defensiva. Un ejemplo del monólogo utilizado: «Crees que te persuadiré, convenceré …», lo que ya lleva a tu oponente a desear (necesidad) de convencerte de que no es para que él esté inicialmente bien ubicado para ti y eso. P. Por lo tanto, él mismo se revela, por así decirlo, para coincidir inconscientemente con sus palabras, que seguirán después de esto.

9. Enlace a la «gran».

Su manejo de citas de discursos de personas famosas y significativas, los detalles de los principios y principios adoptados en la sociedad, y así sucesivamente.

Es decir, parece que creas una denigración del estado de tu oponente, dicen, mira, todas las personas respetadas y famosas lo dicen, y piensas de manera muy diferente, y quién eres, y quiénes son, etc., es aproximadamente una cadena asociativa similar inconscientemente. Debería aparecer en el objeto de sus manipulaciones, después de lo cual, de hecho, este objeto se convierte.

10. Formación de falsas estupideces y fallas.

Decir que un tipo es banal, es un mal gusto completo y así sucesivamente. Deben formar una disminución inicial inconsciente de su papel en el interlocutor que usted elija y formar su dependencia artificial de las opiniones de los demás. Eso prepara la dependencia del individuo y ya en relación con usted. Por lo tanto, puede prácticamente sin temor empujar a través de su propia persona sus ideas, animándolo a resolver los problemas que necesita.

En otras palabras, el terreno para sus manipulaciones ya ha sido preparado. Aunque, de hecho, ella misma se preparaba manipulaciones.

11. Imponer pensamientos.

En este caso, al repetir frases de forma constante o periódica, acostumbra a su oponente a cualquier información que vaya a transmitirle.

El principio de la publicidad se basa en tal manipulación. Cuando por primera vez aparece cierta información delante de usted (e independientemente de su aprobación consciente o de su rechazo), y luego, cuando un individuo se enfrenta a la necesidad de seleccionar un producto, inconscientemente de varios tipos de productos de marcas desconocidas, elige uno. escuchado en alguna parte Además, debido al hecho de que mediante la publicidad solo se escucha una opinión positiva, existe una probabilidad mucho mayor de que en el individuo inconsciente, la opinión de este producto sea más positiva que negativa.

12. No probado, con indicios de algunas circunstancias especiales.

Este ejemplo es una manipulación bastante exitosa a través de un tipo especial de falta de acuerdo, formándose en el individuo, actuando como un oponente, falsa confianza en lo que se dijo, a través del pensamiento inconsciente de estas u otras situaciones para ellos. Y cuando al final resulta que «no entendió tan bien», tal individuo prácticamente no tiene ningún componente de la protesta, ya que inconscientemente está seguro de que simplemente no lo entendió. Por lo tanto, se ve obligado a aceptar las condiciones del juego que se le imponen.

Ya en el contexto de tal circunstancia, lo más probable es que tenga sentido dividir en manipulación, teniendo en cuenta lo inesperado para el objeto y el forzado, cuando el objeto finalmente se da cuenta de que se ha convertido en una víctima de la manipulación, pero se ve obligado a aceptarlos debido a la imposibilidad de conflicto con su propia conciencia y algunos. Normas de comportamiento que están incrustadas en su psique, basadas en los fundamentos correspondientes de la sociedad, que no le permiten simplemente hacer un movimiento inverso. Además, el acuerdo por su parte puede ser dictado por los falsos sentimientos de culpa que se le causan y por una especie de masoquismo moral, que lo obliga a castigarse inconscientemente (volveremos a la cuestión del masoquismo moral en las secciones relevantes de nuestro estudio).

13. La falta de atención imaginaria.

En esta situación, un objeto que actúa como una manipulación cae en la trampa de un manipulador que juega con su propia falta de atención, por lo que más tarde, habiendo hecho necesario que él (habiendo logrado el suyo) se refiera a lo que supuestamente no notó (escuchó) oponente Y como resultado de esto, ya pone al oponente de hecho ante el hecho de lo perfecto.

14. Disminuyendo la ironía.

Algo como ya mencionado por nosotros. Como resultado, lo que se dijo por sus propias fabricaciones a tiempo en la insignificancia de su propio estado, por así decirlo, obliga al oponente a afirmar lo contrario, elevando inconscientemente el manipulador.

15. Centrarse en los profesionales.

En este caso, en cierto modo concentramos la conversación solo en los profesionales, promoviendo así nuestra idea y, en última instancia, logrando la manipulación de la psique de otro individuo, aún impulsando nuestra idea.

Todavía hay muchos principios y formas diferentes de manipular a la persona. Y en su mayor parte, son realmente efectivos para aplicarlos. (Consideraremos un cierto número de diferentes principios de manipulación en la sección sobre manipulación masiva a través de los medios de comunicación).

Descargo de responsabilidad : este artículo está escrito sólo para fines educativos. El autor o editor no publicó este artículo con fines maliciosos. Si los lectores desean usar la información para beneficio personal, el autor y el editor no son responsables de ningún daño o daño causado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: