Efecto avestruz

Para cada persona es natural evitar los eventos que le molestan. Funciona como un mecanismo de defensa. Pero esta forma de pensar también puede tener un efecto negativo: obligarnos a negarnos a recibir información importante solo porque no queremos enfrentarla.

 

¿Cuál es el efecto del avestruz?

El efecto de un avestruz es una distorsión cognitiva, que consiste en el hecho de que una persona evade una situación inaceptable para sí misma. El nombre de este efecto se basa en un mito común: los avestruces, en caso de peligro, esconden su cabeza en la arena.

Damos un ejemplo de un estudio . Los inversores tienden a verificar el valor de sus carteras (un conjunto de inversiones financieras) en mercados en crecimiento mucho más a menudo que cuando el rendimiento del mercado cae. A pesar del hecho de que, en tales circunstancias, la revisión de la cartera ayudará a tomar una decisión más informada. Hablando figurativamente, ellos «esconden sus cabezas en la arena».

Esta forma de pensar se explica por la teoría de la influencia selectiva. Una persona prefiere cómo recibe la información, elige qué información procesará y qué información no tomará en cuenta. Sobre esta base, es posible predecir la evasión de momentos desagradables en varios casos de la vida. Por ejemplo, si estamos sufriendo de síntomas de la enfermedad, no acudimos al consultorio del médico para un diagnóstico («no se cayó, se pasará solo»). O cuando los padres no organizan clases adicionales para sus hijos, si tiene problemas para estudiar en la escuela. En otras palabras, casi siempre intentamos conscientemente resistir posibles decepciones, incluso si esto en última instancia empeora la calidad del resultado final.

¿Cómo tener en cuenta el efecto del avestruz?

Para suavizar el efecto debes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Hay información adicional que me ayude a tomar una decisión más informada?
  • Si es así, ¿tomo esta información en cuenta o la evito?
  • Si evito, ¿por qué estoy haciendo esto?

Si la respuesta general a estas preguntas es sí, lo más probable es que esté bajo la influencia del efecto avestruz.

Pero hay varias maneras de resolver este problema. La opción más fácil es esforzarse para trabajar activamente con este conocimiento. Somos conscientes del hecho de la evitación y entendemos por qué lo hicieron. Aunque este es el método más simple, no siempre es efectivo, porque en realidad a menudo es necesario convencernos de prestar atención a las cosas que preferiríamos rechazar.

Una buena alternativa es crear mecanismos externos para el trabajo productivo: entradas en el diario, alertas semanales sobre algunos eventos en el calendario electrónico (por ejemplo, pagos regulares).

Además, las personas cercanas – familiares, amigos pueden actuar como un mecanismo externo. Atrayendo su responsabilidad y atención a los momentos necesarios, le ayudan a asegurarse de que todo esté sucediendo. Esto funciona en los casos en que los recordatorios automáticos no son tan efectivos, por ejemplo, al tomar una decisión médica. De hecho, puede elegir cualquier mecanismo, siempre que garantice y le proporcione de manera confiable la información necesaria sin dar ninguna forma de evitarla.

¿Cuándo es aceptable el efecto avestruz?

Si bien el efecto de un avestruz se ve con más frecuencia como algo negativo, debe entenderse que a veces es aconsejable evitar la información negativa si conduce a un resultado más positivo o aporta algún otro beneficio. También podemos abstenernos de procesar nueva información adversa en situaciones en las que sabemos que no afectarán la toma de decisiones. Por ejemplo, si no se puede hacer nada más bajo un determinado conjunto de circunstancias, la adquisición de conocimiento adicional solo empeorará nuestra condición.

Es importante recordar que el proceso de elegir la línea de la conducta de uno debe abordarse de manera racional y consciente. En otras palabras, es necesario rechazar cierta información si entiende que esto será útil, y no porque sea desagradable tratar con malas noticias, noticias, situaciones que cada uno de nosotros tiene que enfrentar.

¿Te gusta este artículo? Únase a nuestras comunidades en las redes sociales

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: